Gralla Motors, Concesionario Oficial Skoda en Granollers (Barcelona)

Noticias oficiales

ŠKODA SPORT (1949): EL CORREDOR DE LARGAS DISTANCIAS DEL OTRO LADO DEL TELÓN DE ACERO

ŠKODA SPORT (1949): EL CORREDOR DE LARGAS DISTANCIAS DEL OTRO LADO DEL TELÓN DE ACERO
Viernes, 9 de julio de 2021

 Entre todos los modelos deportivos y vehículos especiales de la historia de ŠKODA, el ŠKODA Sport disfruta de una posición única – a día de hoy, es el último coche checo en haber participado con un equipo checo en las famosas 24 Horas de Le Mans.

Además de toda la selección de imágenes que acompañan esta nota de prensa, en ŠKODA Storyboard puede encontrar una amplia colección de artículos y reportajes sobre diversas temáticas de los 120 años de ŠKODA Motorsport.

Con motivo del 120 aniversario de su participación en la competición, ŠKODA presentará este año dieciocho vehículos de competición con los que el fabricante ha celebrado grandes éxitos en circuitos nacionales e internacionales.

En los 1950s, la competición no parecía tener mucho futuro en Checoslovaquia, siendo las motocicletas el medio de transporte más popular. Sin embargo, las primeras carreras internacionales se estaban celebrando en esa época. En 1949, por ejemplo, se volvieron a celebrar las 24 horas de Le Mans por primera vez tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, y un año más tarde se lanzó  la recientemente creada Fórmula 1.

ŠKODA Sport basado en el ŠKODA 1101 ‘Tudor’

Checoslovaquia también quería enfrentarse a la competencia internacional con un vehículo fabricado localmente, para poner a prueba la durabilidad de las piezas producidas y promocionar los vehículos ŠKODA en el exterior. Por lo tanto, se tomó la decisión de construir el ŠKODA Sport, una versión deportiva del ŠKODA 1101 “Tudor” presentado en 1946. El coche de carreras tenía el chasis con peso optimizado del ŠKODA 1101. Debido al bajo peso del vehículo, el propulsor se reubicó, y el tubo central se acortó en 400 mm, mientras que la horquilla del marco se alargó por delante. Lo diseñadores también ajustaron la posición de la dirección y de los pedales. El coche se equipó con una nueva carrocería baja hecha a mano con láminas de aluminio. El depósito de combustible se situó detrás de los dos asientos y el carburante se suministraba con una bomba eléctrica. El ŠKODA Sport se construyó principalmente con piezas de serie del “Tudor”, incluyendo el sistema eléctrico de a bordo de 12 voltios de la compañía PAL y los neumáticos Barum. Se construyeron dos coches pintados de azul con motores de 1,1 litros. Uno de estos coches de carreras tenía que competir en la categoría de hasta 1.500 cm³ y entregaba 56 CV de potencia con un turbocompresor Roots adicional, mientras que el coche orientado a la categoría de hasta 1100 cm³ tenía una potencia de 42 CV sin turbocompresor.

Contacto

El objetivo de tratar sus datos personales, es poder ofrecerle el servicio y/o producto solicitado. Sin embargo, puede aceptar las finalidades que necesite marcando la casilla correspondiente y clicando en el botón ENVIAR.

Enviando

(*) Campos obligatorios

Últimas noticias