Gralla Motors, Concessionari Oficial Skoda a Granollers (Barcelona)

Notícies Oficials

LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS OFRECEN LA MÁXIMA SEGURIDAD

LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS OFRECEN LA MÁXIMA SEGURIDAD
Divendres, 11 de juny de 2021

Cuando se trata de seguridad, los vehículos totalmente eléctricos como el nuevo ŠKODA ENYAQ iV van a la par con coches equipados con propulsores convencionales. Esta es la conclusión de estudios y pruebas llevados a cabo por investigadores de accidentes y compañías de seguros. Gracias a las numerosas características protectoras, los componentes eléctricos de los vehículos no suponen ningún riesgo de electrocución, incluso en condiciones de humedad – ya estén estacionados o en movimiento, cargándose en puntos de carga o en caso de accidente. El riesgo de incendio no es más elevado en coches eléctricos que en vehículos con motores de combustión, especialmente dada la ausencia de combustible inflamable a bordo. Además, el personal de servicio y rescate recibe una formación específica para tratar con vehículos eléctricos modernos.

Los conductores de BEVs como el nuevo ŠKODA ENYAQ iV no tienen motivos para preocuparse por los riesgos de seguridad o las descargas eléctricas. Estudios llevados a cabo por investigadores de accidentes y compañías de seguros demuestran que los vehículos eléctricos son tan seguros como los coches con motores de combustión.

Los vehículos eléctricos son tan seguros como el diésel o la gasolina

A diferencia de lo que en ocasiones asumimos, el sistema de alta tensión de un vehículo eléctrico no supone ningún riesgo de electrocución, ya sea durante la conducción o la recarga. Una sofisticada tecnología con cortacircuitos y numerosos sensores garantiza la seguridad. Todos los componentes eléctricos están plenamente protegidos para que no haya riesgo de descarga eléctrica, incluso en el túnel de lavado, en inundaciones o recargando cuando está lloviendo. Por ejemplo, el proceso de carga solo se inicia una vez el chequeo automático del sistema ha detectado una conexión segura entre el vehículo y el punto de carga. En caso de detectarse un fallo, el flujo eléctrico hacia la batería se interrumpe de forma instantánea. Además, numerosos estudios han demostrado que el riesgo de incendio en un vehículo eléctrico es tan bajo como en coches con motor de combustión. Es más, el concepto de un vehículo eléctrico significa que no hay combustible inflamable a bordo. Desde un punto de vista mecánico, los expertos consideran que la ignición espontánea de una batería de iones de litio intacta o la explosión de un vehículo eléctrico en llamas es prácticamente imposible.

contacte

La finalitat i ús previst de les dades en si mateixa com del seu tractament, es prestar el servei sol·licitat o entregar el producte adquirit. A continuació podrá aceptar les finalitats que cregui convenient marcant la casella corresponent y premen el botó ACEPTAR.

Enviant

(*) Camps obligatoris